«Vecinos por Majadahonda» juzga «muy grave» la denuncia de corrupción del Colectivo Profesional de Policía (CPPM) y la «complicidad» política

«Vecinos por Majadahonda» juzga «muy grave» la denuncia de corrupción del Colectivo Profesional de Policía (CPPM) y la «complicidad» política

«Vecinos por Majadahonda» considera «muy grave» el escrito del Colectivo Profesional de Policía de Majadahonda (CPPM) en el que asegura que han existido irregularidades en la adquisición de 11 chalecos antibalas por parte de la Concejalía de Seguridad y pide una explicación al Gobierno del PP para que se pronuncie con transparencia sobre esta compra y a la Oposición el motivo por la que no se ha hecho eco de esta denuncia, pues según CPPM envió este escrito a los 6 grupos municipales. «Vecinos por Majadahonda» quiere saber también si es cierto que se va a producir la «inminencia de un contrato de suministro de un lote de mayor envergadura (superior a las 100 unidades) de chalecos antibalas» y por qué se ha segregado esta compra menor.

Nos parece igualmente gravísimo que CPPM, que es mayoritario en el Ayuntamiento de Majadahonda, afirme que “dicha acción podría haber quebrantado la Ley de Contratos del Sector Públicos, así como la Instrucción 002/2018 del Departamento de Secretaría sobre contratos menores, por fraccionamiento» y que denuncie “la gestión “opaca” llevada a cabo en los últimos años por el Departamento de Material en la gestión de este y otros asuntos, como el uso de tarjetas de combustible, la reparación de vehículos patrulla o la investigación al Ayuntamiento de Majadahonda en la “Operación Enredadera” por corrupción en la instalación de centros de pantallas y otros servicios de policía». De todo ello está obligada a dar explicaciones la Concejalía de Seguridad, pues los vecinos, con mayúsculas y con minúsculas, estamos hartos ya de las constantes sombras de corrupción que empañan este Ayuntamiento.

Por último, nos causa consternación que la propia Policía ponga en duda «la existencia de un Departamento de Material» porque según dice está «lejos de fiscalización». Todas las compras de material y suministros deben estar sujetas a control y que CPPM diga que no se están fiscalizando nos causa un profundo temor ante lo que podemos encontrarnos si entramos en el Ayuntamiento. De ahí que sea más necesaria que nunca una alternativa como «Vecinos por Majadahonda», que se presenta limpia, sin pasado y sin complicidades políticas de ningún tipo.

Deja un comentario